Cruce de Niveles

"Cuarenta y un pies en un instante," o algo así dice el refrán.

Los trenes van más rápido de lo que la mayoría de la gente piensa. Cuando se aproxime a un cruce de ferrocarril, recuerde detenerse, escuchar y mirar: un tren puede venir de cualquier dirección. Esté alerta: las distracciones, como auriculares pueden impedirle escuchar que un tren se aproxima. Si la señal de cruce ferroviario está baja o las luces se encuentran intermitentes, tenga en cuenta que se acerca un tren aunque no pueda verlo. Nunca conduzca cerca de señales de cruce ferroviario ni se detenga sobre las vías del tren. Y recuerde, los trenes siempre tienen más prioridad que los automóviles, camiones, peatones e, incluso, que los automóviles de la policía, ambulancias y camiones de bomberos.

No se coloque del lado de los perdedores ante la física. El peso de un tren en comparación con el de un automóvil es similar al peso de un automóvil comparado con el de una lata. Los conductores pueden alejar de los cruces, pero los trenes no.